The ssh “timed out waiting for input: auto-logout” messages is generated by ssh upon reaching a auto-logout after an inactivity time specified by the TMOUT environment variable. If this variable is not set your session will not be auto-logged out due to inactivity. If the environment variable is set, your session will be automatically closed/logged out after the amount of seconds specified by the TMOUT variable.

To see if your auto-logout variable is set and/or see what it is set to issue the following command:
$ echo $TMOUT

Often this value is defined in /etc/profile (globally) or your user’s profile (~/.profile or ~/.bash_profile).

To alter the auto-logout amount, set the TMOUT environment variable accordingly:
* TMOUT=600 #set an auto-logout timeout for 10 minutes
* TMOUT=1200 #set an auto-logout timeout for 20 minutes
* TMOUT= #turn off auto-logout (user session will not auto-logout due to session inactivity)

This value can be set globally (e.g. TMOUT=1200) in the /etc/profile file; however, each user can override the value by setting the TMOUT variable in their personal profile file (~/.profile or ~/.bash_profile). To do this simply set the TMOUT variable as you like in your profile file.

Dont forget to source the file you changed to get the settings to take effect immediately or log out and log back in.

Fuente: adercon.com/ac/node/39

The xrandr program is used to set the size, orientation and/or reflection of the outputs for a screen. Using Xrandr, we can also display the current state of the system screen, change or set the resolution, disable disconnected outputs and enable connected ones. And the good thing is Xrandr comes pre-installed with most Linux distributions, so we don’t have to bother with installing additional tools/apps.

Adjust Monitor Brightness From Command Line In Linux

First, we need to check the current state of system display. To do so, run:

$ xrandr -q

Sample output:

Screen 0: minimum 320 x 200, current 1366 x 768, maximum 8192 x 8192
LVDS-1 connected primary 1366x768+0+0 (normal left inverted right x axis y axis) 344mm x 194mm
1366x768 60.00*+ 40.00 
1280x720 60.00 59.99 59.86 59.74 
1024x768 60.04 60.00 
960x720 60.00 
928x696 60.05 
896x672 60.01 
1024x576 59.95 59.96 59.90 59.82 
960x600 59.93 60.00 
960x540 59.96 59.99 59.63 59.82 
800x600 60.00 60.32 56.25 
840x525 60.01 59.88 
864x486 59.92 59.57 
700x525 59.98 
800x450 59.95 59.82 
640x512 60.02 
700x450 59.96 59.88 
640x480 60.00 59.94 
720x405 59.51 58.99 
684x384 59.88 59.85 
640x400 59.88 59.98 
640x360 59.86 59.83 59.84 59.32 
512x384 60.00 
512x288 60.00 59.92 
480x270 59.63 59.82 
400x300 60.32 56.34 
432x243 59.92 59.57 
320x240 60.05 
360x202 59.51 59.13 
320x180 59.84 59.32 
VGA-1 disconnected (normal left inverted right x axis y axis)
HDMI-1 disconnected (normal left inverted right x axis y axis)
DP-1 disconnected (normal left inverted right x axis y axis)

As you can see, the currently connected display is LVDS-1. This output displays current resolution and screen refresh rate.

If you want to know the only the active display name, use “grep” and “head” commands with “xrandr” as shown below.

$ xrandr -q | grep ' connected' | head -n 1 | cut -d ' ' -f1
LVDS-1

The brightness value must be between 0.0 to 1.0 where 0.0 refers the dimmest (full black) and 1.0 refers the brightest value. For example, to set screen brightness value as 0.7, run:

$ xrandr --output LVDS-1 --brightness 0.7

Replace LVDS-1 with your active display name. Here, 0.7 refers the 70% of the maximum display brightness.

To go back to normal brightness, run:

$ xrandr --output LVDS-1 --brightness 1.0

Don’t use anything above 1.0. It might turn the display into full white and you may not clearly see anything in the screen.

Fuente: https://www.ostechnix.com/how-to-adjust-monitor-brightness-from-command-line-in-linux

MONOLOGO N° 2000 de TATO BORES
DOMINGO 9 DE SETIEMBRE DE 1990 – 21 HORAS 30 MINUTOS.

“Bueno, señores, Monologo 2000! 30 años metiendo libreto debajo de esta peluca! Mire, esta noche en lugar de hacer un monologo con lo que paso esta semana, con la actualidad, esta semana vamos a hacer un monologo recordando lo que paso los ultimos 30 anhos a ver si aprendemos algo, eh?

Señores: cuando alla por 1960 puse la jeta por primera vez delante de los orticones, no existia la television color, no existia Maradona, no existia el Austral – es decir, el Austral tampoco existe ahora pero es otra historia -, no existia el control remoto, no existia el yogur descremado, pero si, si existia Don Alvaro; si señores, si: Don Alvaro, el papá de la nena! Si bien Don Alvaro empezo a curtir gabinete como Ministro de Industria alla por el anho `55 en la “LIBERTADORA”, que no tiene nada que ver con la Copa Libertadores, porque recien con Arturo Frondizi se convirtio en Ministro de Economia. Porque le voy a decir mas: antes de Don Arturo Frondizi no existia el Ministerio de Economia; dicen los memoriosos que para aquellos anhos habia un poco de guita en el tesoro y entonces con un Ministro de Hacienda tipo Serelco, alcanzaba!. Con la mishiadura aparecieron los Ministros de Economia. Lo que no queda muy bien claro es si la mishiadura trajo a los Ministros de Economia o si los Ministros de Economia trajeron la mishiadura! Lo que pasa es que hace 30 anhos que tenemos las dos cosas.

Por aquellos anhos, Don Alvaro Alsogaray se mando la famosa frase “HAY QUE PASAR EL INVIERNO”. Y pasaron y pasaron los inviernos, y las primaveras aparecieron y aparecieron – lo unico que no aparecio fue la guita -; y tambien por aquellos anhos `60 comenzaron lo planteos militares a Don Arturo Frondizi. En realidad el primer planteo fue el 8 de julio de 1958 pero en dos años le enchufaron 30 planteos!; y aqui con Don Alfonsin tuvimos dos planteos con los muchachos de la pomada, calcule lo que habran sido 30 planteos!. La cuestion es que los muchachos, al final, lo rajaron, y cuando el general Poggi estaba ya listo para asumir como presidente aparecio Jose Maria Guido – tambien conocido como “JOSE DONDEMEPONGO” -,pego un Per Saltum, entro a Tribunales, juro como presidente ante la Corte Suprema, se colo por un intersticio en una puerta de la Casa Rosada, se sento en el sillon, y cuando Poggi se dio vuelta le dijo “ACATAA!”

La cuestion es que Don Guido trajo a otro prohombre de la economia: Don Federico Piñedo que dijo que hay que hacer las cosas rapido y se mando en un solo dia una devaluacion del 21% y mando el dolar a la astronomica suma de 99 pesos moneda nacional de curso legal. (Chicos: si ustedes no saben lo que es eso – la moneda nacional de curso legal – preguntenle al abuelo, pero no lo hagan llorar demasiado, por favor!).

La cuestion es que Don Piñedo se las tomo ofendido por las criticas que desperto esa devaluacion y entonces aparecio de vuelta Alvaro II, que viene a ser como “HIGHLANDER II”, “TIBURON II”, “ROCKY II”, una cosa asi.
Como el tema de “HAY QUE PASAR EL INVIERNO” estaba gastado, Don Alvaro invento otra cosa: invento el “EMPRESTITO PATRIOTICO NUEVE DE JULIO” llamado tambien “LOS BONOS DE ALSOGARAY”. Los que se los quedaron, la verdad, se ganaron mucha guita; los que no nos los pudimos quedar, pa’que’ le via’ contar! Es otra historia…

Mientras tanto los militares, que no tenian nada que hacer, se pusieron a jugar a los soldaditos entre ellos: hicieron una raya y dijeron: “COLORADOS DE ESTE LADO, AZULES DE ESTE OTRO LADO, GANA EL QUE TIENE MAS TANQUES”. Nosotros, los civiles, que no teniamos arte ni parte en el asunto, porque unicamente ligabamos una bomba que nos reventara la casa, estabamos tranquilos porque tanto azules como colorados decian que todo lo hacian por el bienestar de la gente y por la salvacion de la patria; de donde se deducia que la salvacion de la patria estaba en manos del que tenia mas tanques, comprende?

La cuestion es que en el anho `63 le toco el turno de vuelta a un presidente constitucional y aparecio Don Arturo Humberto Illia, uno de los pocos Cordobeses nacidos en Pergamino que se conocen. Don Arturo Humberto Illia nombro como Ministro de Economia a Don Eugenio Blasco que muere en el cargo y entonces mi gran amigo Juan Carlos Pugliese asume como Ministro de Economia – empieza, mejor dicho, su carrera como Ministro de Economia suplente en todos los gabinetes radicales -. Pero como las cosas buenas duran poco tiempo, antes de cumplir los tres años los muchachos de la (haciendo el signo de una insignia militar en el hombro izquierdo con los dedos indice y mayor de la mano derecha) viñeta le dan el raje a Don Arturo Humberto Illia y designan, en elecciones limpias, y por u-na-ni-mi-dad – 3 votos – a Don Juan Carlos Ongania. El hecho de que Don Juan Carlos Ongania en la epoca del enfrentamiento entre azules y colorados haya sido azul – y legalista – y despues se convirtio en golpista – y de hecho, colorado – es porque a veces, la gente, des-ti-ñe.

La cuestion es que a Don Arturo lo rajaron porque decian que era muy lento, que era una tortuga. Ahi tuvimos un cacho la culpa todos porque los sindicatos, la C. G. T. le tiraba tortugas en Plaza de Mayo, los medios en contra, los periodistas en contra, los humoristas le haciamos chistes -eramos una manga de boludos que pa’ que’ le via’ contar -; porque el problema no era que Don Illia era lento: el problema es que los que vinieron despues fueron… fueron rapidos, y fuimos derecho pal’ cara… melo, fuimos, pero bah, pero rapido!

Claro, no todo fue negrura en aquellos anhos porque en el `66 hubo avances: porque despues de la “NOCHE DE LOS BASTONES LARGOS” cerraron todas las facultades y entonces todos los investigadores, cientificos, matematicos, laburantes de las neuronas avanzaron: avanzaron hacia la frontera y se las tomaron y no volvieron nunca mas. Despues, aparecio algun premio Nobel que volvio: a saludar a la familia y se las volvio a tomar, total…!

Para 1969 el Ministro de Economia era Adalbert Krieger Vassena que habia mantenido el dolar mas o menos estable; pero de pronto aparecio Don Jose Maria Danigno Pastore y, como el dolar ya estaba a 350 mangos, le arranco dos ceros porque invento el peso ley 18188 – intimamente llamado “EL PESO LEY” – Don Juanca, en aquellos años – Juan Carlos Ongania – pensaba quedarse 20 o 30 anhos, pero aparecio el “CORDOBAZO”, el “ROSARIAZO” y el pais se movio como un “FLANAZO”. O sea que para los finales de 1970 los muchachos (haciendo de nuevo el signo de una insignia militar en el hombro izquierdo con los dedos indice y mayor de la mano derecha) le dieron las gracias por los servicios prestados a Don Juanca I y despues designaron en elecciones limpias y por unanimidad a Roberto Marcelo Levingston.

Roberto Marcelo Levingston es el unico presidente en toda la historia argentina desde 1810 hasta la fecha que cuando lo designaron no lo conocia ni el loro! Vea, en las redacciones, no sabian como se escribia el nombre! No habia una foto de el! Cuando, a la noche, en la sexta aparecio “LEVINGSTON PRESIDENTE” la gente preguntaba “PERO EL PRESIDENTE DE QUE PAIS SERA ESTE BUEN SEÑOR?” Y porque para colmo, cuando lo designaron el estaba en la Junta Interamericana de Defensa en Washington! Asi que aqui estabamos como los indios que se golpean el codo: en bolas, y a los gritos!

Por fin, Don Levingston aparecio y dijo “SOY EL PRESIDENTE” y se sento en el sillon a esperar ordenes. Lo que pasa el problema fue que mientras estaba esperando las ordenes empezo a jugar un jueguito que decia: “PESE A TODO, YO SOY EL PRESIDENTE”. Don Lanusse, que era el inmediato superior, no le gusto nada la cosa, pero roce va roce viene Don Levingston lo destituye a Lanusse, Lanusse escucha eso, caza el tubo y lo destituye a Levingston, y como donde manda Teniente General no manda General de Brigada Levingston volvio rapidamente al anonimato. Cansado ya de hechar presidentes – habia echado dos – Don Lanusse penso: “PARA PENSAR COMO YO, NADIE COMO YO”. Entonces agarro y se nombro presidente sin dejar el cargo de Comandante en Jefe. Astuto el hombre! Y enseguida invento una cosa que se llamo el G. A. N.: “GRAN ACUERDO NACIONAL”. Y lo mando al Coronel Cornicelli a verlo a “PUERTA DE HIERRO” a mi gran amigo Juan Carlos Can… Juan Carlos no (risas), Juan Domingo, Juan Domingo (aplausos), Juan Domingo Cangallo y le dijo que si entraba en el G. A. N. le devolvia todos los sueldos del `55 hasta la fecha. El viejo dijo “LO PRIMERO ES LO PRIMERO”, cazo la mosca, lo dejo al gobierno con el G. A. N. y con las ganas. Y entonces Don Lanusse se chivo y se mando la famosa frase que “EL VIEJO NO VOLVIA PORQUE NO LE DABA EL CUERO”. Pero como el viejo debajo de las arrugas todavia le quedaba un cacho de quiero… de cuero, volvio para mostrarlo en vivo y en directo y formo un frente civico que se llamo “FRE. CI. LI. NA.”. Pero como la Frecilina tenia nombre de antibiotico lo cambiaron por “FRE. JU. LI.”. Escuche, Frecilina, Frejuli, Frejupo, son todos remedios del mismo laboratorio! Vienen en pildoras, en inyectables, en supositorio, uselo como le de las ganas! La cuestion es que en aquellos años ’73 aparecio “LA NUEVA FUERZA”, un partido politico inventado por mi gran amigo Alsogaray que tenia como candidato a presidente a mi gran amigo Julio Chamizo, el que quiere acordarse, que se acuerde! La cuestion es que el 25 de mayo de 1973 asumio el tio, no este, otro tio, el tio, el tio Hector J. Campora, y como el eslogan era “CAMPORA AL GOBIERNO, PERON AL PODER”, los muchachos del bombo rapidamente renunciaron a don Hector.
Renuncio el presidente, renuncio el vicepresidente, renuncio el presidente provisorio del Senado Diaz Vialisi, una cosa ahi, que se yo lo que hicieron. La cuestion es que quedo como candidato a Presidente de la Republica el presidente de la camara de Diputados Raul Lastiri, que casualmente era yerno de Lopez Rega!. La cuestion es que Lastiri -conocido tambien como “JOSE CORBATA” porque tenia un monton y le encantaban – llamo a elecciones y gano por unanimidad la formula “MENEM-MENEM…”, digo, no, la formula “PERON-PERON”. Peron se muere y de estar mal pasamos a estar peor porque viene Isabelita y lo trae a Celestino Rodrigo que se manda el famoso “RODRIGAZO” que nos deja a todos con el tuje pal’ norte! La moral de la historieta es que Don Celestino, que yo sepa cabe destacar, y que yo sepa, fue el unico Ministro de Economia, que se comio canas por cuestion de su gestion como ministro, cosa que no le ha pasado a ningun otro ministro de economia, nunca mas, se han salvado todos, la verdad es que es un misterio, que no se por que! (a su libretista) Como seguia esto? (el libretista le sopla, y Tato sigue).
Ah!, si.

Despues de Celestino Rodrigo, despues de Celestino Rodrigo aparecio Tony Cafiero, si, si, si, Tony Cafiero, el del “SI”, el del “SI LO HUBIERA SABIDO NO LLAMABA A PLESBICITO”! Y despues de el aparecio Mondelli – que Isabel decia “NO ME LO TOQUEN AL GORDITO” -.

Cuando se murio Peron – es una acotacion que le voy a hacer yo – estaba laburando en este canal, me llamaron para decirme “VAMOS A PARAR UN POCO CON LOS PROGRAMAS HUMORISTICOS, HAY QUE HACER DUELO”, y yo pense que estaba bien para que lo suspendan un par de semanas (silencio durante algunos segundos, y luego risas)… La verdad es que no lo suspendieron un par de semanas, lo suspendieron un par de años! Porque despues vinieron los muchachos del `76 de vuelta y la siguieron… Porque en aquel entonces eran largos los duelos, comprende?! Y asi llegamos, a la epoca del proceso, de los Ministros de Economia, era Jose Alfredo Martinez de Hoz, y el proceso lo voy a pasar por alto porque, la verdad que, no, mejor no recordarlo, cierto?

Por eso hice un Per Saltum y apareci en la democracia, en 1983, con Alfonsin, Grinspun, Sourrouille, el Austral, el desagio, Juan Carlos Pugliese II, el bolonki, y Jesus Rodriguez casi como Jesus termina crucificado. Mientras en estos tiempos la hiperinflacion y los empresarios le apretaban el gañote a Don Raul Alfonsin, aparecio Carlos Saul I, primer presidente electo que decia que tenia el equipo formado, listo para salir a la cancha y ganar por goleada! Don Raul, que queria quedarse 6 años, ni un dia antes, ni un dia despues, no le quedo mas remedio que tirar la esponja y de paso le tiro el gobierno por la cabeza a la patilla mas gorda de America, Carlos Saul I.

Y aqui estamos señor. 30 años. 30 años bancandose 16 presidentes y 37 Ministros de Economia que se la pasaron diciendo “ESTA ES LA CRISIS MAS GRANDE QUE ESTA SUFRIENDO EL PAIS”, “HAY QUE REDUCIR EL GASTO PUBLICO”, “HAY QUE LABURAR MAS”, “HAY QUE INVERTIR EN EL ISPA”. Mientras tanto, quiere que le diga una cosa?, mire, este peso moneda nacional (sosteniendo el billete de un m$n en la mano, con otros billetes –un $ley 18188, un $ argentino, un Austral– sobre la mesa) le arrancaron dos ceros por este otro peso ley 18188; a este le arrancaron cuatro ceros por este otro peso argentino, y como si esto fuera poco le sacaron tres ceros mas por este peso… por este Austral. O sea que extirparon, le extirparon nueve ceros a este pesito de aca delante. Y como este Austral equivale a mil millones de pesos moneda nacional, y como en aquel entonces se compraba con 83 $mn un dolar, este Austral equivale a DOCE MILLONES DE DOLARES… (risas, mezcladas con silencio, lagrimas e ironia), lo cual parece un chiste, si no fuera una joda grande como una casa… Y yo todavia (aplausos), yo todavia tengo confianza, tengo confianza, por eso le digo a los politicos y a los funcionarios – no a todos los politicos ni a todos los funcionarios porque hay que preservar las instituciones – algunos politicos y algunos funcionarios que estan ahi viendome, si siguen haciendo las cosas que estan haciendo yo voy a tratar de estar aca todo el tiempo posible para seguir jodiendo! Y para cuidarlos tambien… Y para preservarlos de la maquina de cortar boludos; porque si pusieramos la maquina de cortar boludos dentro de la maquina del tunel del tiempo, y se pusiera a cortar boludos historicos con retroactividad… otra hubiera sido la historieta hoy! Historieta que como pais, no creo que nos merezcamos – esto lo dice mi libretista Santiago Varela… yo… no estoy tan seguro! Un cacho de culpa tenemos tambien…! -. Por eso les digo, mis queridos chichipios, seguir laburando, vermouth con papas fritas, y… (aplaudiendo dos veces, levantandose y terminando el monologo como todos los domingos) GOOD SHOW!!!”

ANIVERSARIO
A 95 años del retiro de Sherlock Holmes

Su creador lo había. “matado” en 1891 · Pero tuvo que revivirlo a pedido del público · En 1904, finalmente, hizo que Holmes se recluyera en una granja
El doctor Watson invitó a Sherlock Holmes a su casamiento y después dejó de ver a su amigo; bastante tiempo más tarde se reencontraron en la casa de huéspedes del 221b de Baker Street, en Londres, y ya no se separaron. Según consta en las aventuras publicadas por el escritor Arthur Conan Doyle, en esa perisión vivieron los dos personajes y allí resolvieron gran parte de los enigmas policiales, hasta que el detective se retiró de la actividad, hace exactamente 95 años.
“Sherlock Holmes es posiblemente el único personaje de ficción que se ha convertido en una persona con residencia fija”, apuntó Guillermo Cabrera Infante en El libro de las ciudades.
Conan Doyle inventó un domicilio literario y, aunque el 221b de Baker Street nunca estuvo registrado en la nomenclatura londinense, esa dirección existe.
Durante muchos años la sede del Abbey National Bank ocupó la numeración 215 a 229 de la calle y allï llegaban decenas de cartas semanales, dirigidas al detective, que una abnegada secretaria contestaba.
“El señor Holmes le agradece su carta; en la actualidad está retirado en Sussex, dedicado a Ia apicultura”, informaba con amabilidad. En 1904, el personaje se refugió en una granja donde comenzó a producir una miel que, aparentemente; servía para alargar la vida.
Desde el 27 de marzo de 1990, en la casa, de estilo victoriano, funciona el Museo Sherlock Holmes.
En base a las descripciones de los relatos, recrea minuciosamente la pensión de la señora Hudson. Todo está allí coxno lo dejaron el détective y su compañero en la ficción. Una escalera de 17 éscalones une el hall con el primer piso; donde está el despacho que la dupla utilizó durante casi 25 años y al lado, la habitación de Holmes.
En la segunda planta está el dormitorio de Watson, donde ahora los visitantes dejan sus tarjetas personales: hay datos de policías, detectives privados y especialistas en criminología.
Entre los muebles antiguos pueden verse fotografías, libros, periódicos, objetos rescatadas de las aventuras y hasta una medalla que el gobierno francés le entregó al detective en agradecimiento por los servicios prestados.
Por supuesto, están el gorro, la lupa, la pipa y el sillón: elementos básicos para descifrar las aventuras, a fuerza de razonamientos lógicos y poder de observación.
Holmes y Watson protagonizaron cincuenta y seis cuentos y cuatro novelas. Policiales puros, que nada tienen que ver con las historias duras que el género incorporó después.
El antecedente literario del detective es Dupin -el personaje ideado por Edgar Allan Poe- y su continuador es el Padre Brown, de Gilbert Keith Chesterton.
En las historias de Conan Doyle prima el orden; toda causa tiene su efecto y los crímenes siempre se resuelven. Si se sabe discernir entre los indicios reales y los falsos, se llega a la verdad.
Agobiado ya de su personaje, el escritor lo hizo morir en 1891, en unos saltos alemanes cercanos a la ciudad de Meiningen. Los lectores protestaron y hasta la madre del propio autor quedó consternada. La presión fue tal que Conan Doyle tuvo que revivir a Sherlock Holmes, y “retirarlo” a una granja más de diez años dèspués.

CLARIN – Lunes 2 de agosto de 1999

Conan Doyle, el inventor de un detective sagaz e inmutable

El creador de Sherlock Holmes murio hace 70 años. Su profesion de medico la cambio por la de escritor

Sir Arthur Conan Doyle recibió ese título, el de sir, luego de haber participado en la guerra anglo-boer (1899-1902) que enfrentó a los blancos sudafricanos con la corona, y de haber apoyado con su pluma la posición de Inglaterra. No es el único dato que lo define comó un hombre de lòs buenos viejos tiempos. Como un personaje del imperio.
Nacido en Edimburgo, Escocia, en 1858, Conan Doyle estudió Mediciria. Durante sus cursos còmo practicante, lo impresionó vivamente uno de sus profesòres, quien despuntaba un curioso hobby: deducir, à partir de datos que a la mayor parte de los mortales no le resultaban relevantes la procedencia de los heridos de un hospital militar.
Cuando, en 1887 publicá la primera avénturá de Sherlock (Estudio en escarlata), el personaje es presentado esgrimiendo las mismas dotes de su antiguo profesor en una situación sin duda muy similar a las que él, Conan Doyle, debe haber presenciando.

El prlmer encuentro

Durante el primer encuentro del entonces joven detective con el doctor Watson -quien se convertirá en su infatigable ayudante y admirador-, el investigador dispara: “Qué noticiàs trae de Afganistán?”
Un conjunto de datos le sirven para asombrar à Watson con ese aparente don adivinatorió: ha visto que el hombre parece estar reponiéndose de una herida puesto que se sostiene el brazo de un modo especial; es médico, puesto que como tal acaban de presentárselo, y médico militar, ya que tiene porte marcial: ergo, fue herido en combate. Afganistán no era la única contienda en que estaba a énvuelto el imperio, pero era la única que se libraba en un lugar cálido; como Watson estaba qúemado por el sol, sin duda había sido herido allí.
Cinco minutos despues Sherlock y Watson simpatizan. Acuerdan compartir un departamento,-ya que uno es un éstudiante diletante y el otro un veterano sin mucho dinero, y nace un número mágico en una calle real de Londres: 221b de Baker Street. Mágico porque se ha convertido en el museo palpable de un personaje de ficción, y hacia él peregrinan miles de actuales fans de un detective que nunca existio.
Después del éxito de Estudio en escarlata, Doyle se rétira de la Medicina y; eumpliendo con la promesa de Watsón a Sherlock (“Yo escribiré sus hazañas”), se dedica a inventar una tras otra històrias de mágicas resoluciones de su imaginario compañero de aventuras (porque Watson parece ser el papel de Arthur Conan Doyle en la historia).
Los relatos de Sherlock Holmes se suceden, desde El signo de los cuatro (1890), pasando por Las aventuras de Sherlock Holmes (1892) y El sabueso de Baskerville (1902) hasta Su último saludo en el escenario (1917).
Harto, Doyle trató de deshacerse de su detective decretando su muerte a manos de Moriarty, su principal rival -antecedente de los archienemigos del cómic-, pero debió sacarlo vivo del fondo de un barranco ante el clamor del público. Tal vez no terminaba de entender lo que el público entendía: Holmes era un emblema de la vieja Inglaterra, la que se había terminado con el fin del reinado de Victoria.
Holmes encarnaba no sólo la flema británica, sino también la previsibilidad: por enigmático y sórdido que se presentara el caso, Holmes lo resolvería. Cualquiera, como Watson, podía sentirse cómodo junto a él, seguro. Holmes era un Hércules analítico, no un Quijote: Su escudero nunca experimentaría el desasasiego de Sancho Panza. El crimen se convertía en un puzzle en sus manos. La cachiporra, la esgrima, el revólver, eran otros tantos argumentos intelectuales para él.
El detective que hacía quedar en ridículo a Scotland Yard trasmitía una sensación de vida inmutable. Había nacido en los años que en Jack el Destripador asolaba el barrio de Whitechapel. Jack derrotó de verdad a la policía británica; Holmes era su sustituto.
Tal vez, cuando se sumía en su catatonía acompañada de droga, el detective percibía el abismo con el que lidiaba en realidad. Sigmund Freud asumiría a la vez sus armas analíticas y su abismo. Pues el tipo de lógica que Holmes utilizaba estaba relacionada con algunos escritos de Charles S. Pierce, conocidos hacia 1878 que Doyle debió leer.
No era Hohnes un “deductivo”; su razonamiento era de otro tipo. Según Pierce “no hay sino tres clases elementales de razonamiento. La primera, que yo llamo abduccióri (…) consiste en examinar una masa de hechos y en permitir que estos hechos sugieran una teoría. De este modo ganamos nuevas ideas; pero el razonamiento no tiene fuerza. La segunda clase dle razonamiento es la deducción o razonamiento necesario. Sólo es aplicable a un estado ideal de cosas (…) tercer modo dé razonamiento es la índucción o investigación experimental”.
Los estados de cosas que Holmes investigaba no se presentaban ni de lejos en condiciones ideales. De manera que procedía a la abducción (examinar la masa de hechos) para dar un salto hacia la inducción o lógica experimental, que.deslumbraba a Watson. En ella había más intuición que pura matemática (véase Crítica…).
Doyle dejó a Holmes en el camino en 1917 y vivió hasta el 7 de julio de 1930. El personaje no podía habitar mucho más en el siglo veinte a menos que se decidiese a ampliar su campo de visión El relato negro norteamericano tomó la posta. El crimen tendría desde entonces un escenario más creíble: las inasibles ciudades del nuevo mundo donde el énigma es sucio, básicamente vulgar y profundamente arraigado en el funcionamiento social.

Clarin – Viernes 7 de julio de 2000

Memorizate unos cuantos y sentite un negro cabeza

Me gustaria ser agua podrida para estar todo el dia en tu zanja.
Mamita… me gustaria ser curita para tapar ese tajo.
Negra, para de mover el culo que se te marean los soretes!
Mamita, comete una manzana, y te chupo el culo hasta sacar sidra.
Mamasa con ese culo te invito a cagar a casa!
¿Jugamos al adivino?… vos te sentas en mi cara y yo adivino cuanto pesas.
Nena corazon de alpaca, si no me prestas el de hacer pis, prestame el de hacer caca.
Te falta cagar al trote, Yegua!
Fui a cagar a tu ventana, creyendo que me querías. Ahora que no me querés, ¡dame la mierda, que es mía!
Regalame tu sonrisa vertical, simpaticona.
Vos no tenes ninguna anomalía, tenes una gran anovirtud.
Negra, decime quien es tu ginecologo, asi le chupo los dedos, mamaza!
Juguemos al mago… te echo dos polvos y desparezco!
Morocha de pelo corto agachate que te rompo el orto!
Mamita, aprovecha cuando amanece que es cuando el choto mas me crece.
¿Te hacemos la del sanguchito?… él te la mete en la concha y yo te rompo el culito.
Mama! con ese culo cagas bombones!
Mamita, sacate un pelo de la concha y cagame a latigazos!
Veni que te chupo el culo hasta escupir chocolate!
Te imagino desnuda, se me empina el pedazo, mi cuerpo suda, y largo un lechazo.
Las chicas no me quieren porque no tengo plata, pero tengo un limpia tubo que me llega a la rodilla.
En ese bote … que me den cadena perpetua.
Bombón, tu menstruación es el tuco de mi canelón.
Haceme caquita en un ojo y decime pirata de mierda!
Muchacha de frente grande, acercate que te la pongo por adelante.
Mamita, como quisiera ser helado para que me chupes hasta el palo
Que linda maceta para mi flor de poronga.
Hermosa conoces el cuento del culo, bueno despues te lo hago …
Me gustaria ser bombacha pa’ estar entre tus cachas
Corazon de arroz, la que me cuelga es para vos
Nena, meteme la mano en la bragueta y pedi un deseo.
Si te alambras el culo te compro un par de hectareas
Sacudime el canelon, que te baño en salsa blanca
Negra como no tener una pajita para chuparte el flujo
Negra transpirada, sobame la parada que yo te chupo la empanada…
Sacate un pelo de concha y cagame a latigazos
Rubia de pelo corto, que lindo que tenes el orto.
Quisiera ser la tela de tu bombacha, para meterme en la cueva como vizcacha.
Amar sin haber amado, es como limpiarse el culo sin haber cagado.
Si tu me amas como yo te amo, ¡Amemosnos por donde meamos!
Adios corazon de orqueta, te cambio un huevo por una teta…
Me gustaria ser brageta, para cubrir tu cajeta
Con ese culo cagas garotos.
Colgate de esta y juga a tarzan.
Me gustaria ser toallita femenina …para que me lleves a todas partes en 1ra clase

Piropos para gordas

Goooorda!… tirate un pedo en el gallinero, que nos disfrazás a todos de indios!.
Gorda tirate un pedo en la pileta que tenemos soda hasta marzo…
Gorda, tirate un pedo que tenemos viento hasta marzo…
Gorrrdaaaa!!! Ponete una naranja en la boca que te chupo el culo hasta sacar Mirinda.
El bondi que esperas, esta fuera de linea…como vos gordaaaa.
Gorda tirate un pedo, que los cachetes te aplauden…
Gorda escupi el fitito
Gorda,si te tiras un pedo en una fabrica de harina, disfrazas a todo el barrio de fantasma!
Si tu culo fuese una tostada, necesitaria un remo para untarla.
Gooorda! tirate un pedo en el freezer y tenemos nieve para todo el año
Si la grasa fuese oro, tu serias un tesoro.
Bailas muy bien, apenas noto tus doscientos kilos.
Bombon,dulce,caramelo, chocolate…
Es todo lo que tenes que dejar de comer,Gorda!

Piropos para feas

Te quiero como la mierda,
no te olvido ni cagando,
y cada pedo que me tiro,
es un beso que te mando.
De lejos te vi venir
Me pareciste una groncha
Si negra tenes la cara,
como tendras la concha!!!
Cuando Dios hizo a la mujer le realizo un tajito,
pero vos negra te caiste arriba del cuchillo
A dios se le prende una vela…
y a vos un espiral, bicho!
Hay que ser bolsa…
para salir con esa basura!
Tesoro, ¿por que no encuentras alguien que te entierre?
Tienes cara de solitaria,
¿en que intestino te has criado?
Que mona eres,
¿te escapaste del zoologico o te echaron los monos de la jaula por fea?
Tienes unos dientes tan amarillos que podrias untar de manteca un cacho de pan.
Flaca, si queres caricias, usa papel higienico.
Con esa cara, seguro que tu madre se emborrachaba antes de amamantarte.
Tenes el andar del ganso y el color de la guinea ¡y tenes el culo mas negro que caño de chimenea!
Era tan fea tan fea que le decian piñata por que hay que vendarse los ojos para pincharla

Piropos graciosos

Nena corazón de alambre, casate conmigo y nos cagamos de hambre.
Si tus piernas son las vias, Como sera la estacion!
Mamita estás tan buena que te comería con todo y ropa! aunque pasara un mes cagando trapos!
Quien fuera mecánico para meterle mano a esta maquina.
¿Queres que juguemos al cieguito?… Vos sos un libro en Braile y yo te leo las perforaciones.
¿Jugamos a la basurita?… Vos te tiras al suelo y yo te recojo.
Nena, eso no es un pavito, es una granja!
Sos el complemento ideal para terminar mi dormitorio.
Quisiera ser y no soy, quisiera ser y no puedo.
Quisiera ser tus calzones aunque me cagues a pedos.
¿Jugamos a los muertos vivos?… vos te tirás al piso y te haces la muerta, yo me tiro arriba tuyo y me hago el vivo.
¿Por que no haces una propuesta?… asi te puedo apoyar.
Quien pudiera ser bebe para estar prendido a tus tetas
Me gustaria ser heladero, para darte sin parar
Tenes unos ojos que parecen sartenes y cuando te miro se me frien los huevos

En un estudio realizado entre un grupo reducido de especímenes alcoholizados he conseguido diferenciar los siguientes tipos de castañas. Identifícate, sientete parte del grupo.

1. PEDO FOLKLÓRICO: Al individuo que se agarra estas castaÑas le da por creerse Pavarotti y cantarle a su mortificados colegas el himno de su equipo de fútbol o algún cántico popular del estilo de Clavelitos. Es peligrosísimo, aunque el poseedor de este pedo se levante al día siguiente sin resaca probablemente sus colegas si tendrán dolor de cabeza.

2. LAPA: El que se agarra estos pedos suele acoplarse al lado de un sufrido colega y empezar a contarle chistes sin gracia que el otro ríe para ver si le deja en paz. No es peligroso pero eso sí, no ligas ni de coña. Una posible salida es marcharte al baño a ver si se acopla con otro colega que ande un poco despistado.

3. TYSON: Al que se pilla estos pedos le da por creerse Myke Tyson y por cabrearse con un maromo de 2 metros por que le esta mirando por encima del hombro (no puede evitarlo). Alcanza su grado álgido cuando dice: “­Lo mato! ­Sujetadme que lo mato!” y los colegas le tienen que detener para evitar que les meta en un cisco de los gordos. Solo es peligroso si no se le consigue detener a tiempo.

4. ALEGRE: El que se lo agarra se vuelve un tío simpatiquísimo que baila todo el rato y se ríe de las gracias de los demás. Es el mejor de los pedos, pero solo suele durar un rato, después pasa generalmente a ser Exhibicionista o Estomacal.

5. ESTOMACAL: El susodicho elemento, después de meterse todo el alcoholazo para el cuerpo salta con alguna frase como: “Tengo el estomago delicado” o “Me han sentado mal las bravas” y segundos más tarde se apoya en un coche a echar hasta la primera papilla. Un consejo es apartarse al oir frases de ese estilo.

6. ZOMBIE: Se denomina así al personaje que se agarra tal castaña que empieza por no vocalizar, después va perdiendo el equilibrio hasta no mantenerse en pie, luego le entran sudores y tiritona, y por último cuando los colegas dejan de pasearlo por la calle y deciden dejarlo durmiendo en un coche, te echa una papilla asquerosa en la alfombrilla con la excusa de que “La ventana no se abría y… .”

7. MARMOTA: Es un tipo de pedo considerado, es decir, puestos a agarrárnosla por lo menos no damos el coñazo a los amigos. El alcohólico que se ve en situación funesta decide abandonar a sus colegas sin decir nada a nadie y se va a vomitar a alguna esquina.
Alcanza su punto álgido cuando se apoya un momento para descansar y se queda dormido allí mismo hasta que algún alma caritativa lo despierta diciendo: “Hala chaval, aparta de aquí que tengo que entrar al portal”

8. RISUEÑO: Dependiendo de según cómo, es un pedo divertido o molesto. Esto es, al chuzo de turno le da por reírse de alguno de sus colegas, ya sea por un motivo físico o psicológico, desternillándose de risa y contándoles a los demás la gracia mientras el otro lo mira con cara de odio. Los demás suelen animarse y mortificar toda la noche al pobre chaval que no había hecho nada.

9. ¨YA PEDO?: Mas que una clase de pedo es una forma de vida. El borrachín se toma dos copas y ya lleva una castaña de no te menees.
Pero curiosamente sigue y sigue bebiendo y no se pone peor, se mantiene en el mismo estado etílico constante. Es un pedo curioso, lo malo es si tienes que hablar de algo seriamente con el individuo, o lo haces antes o no hay manera.

10. EXHIBICIONISTA: El borrachuzo que se agarra estas moñas se dedica cuando esta en su apogeo etílico a enseñarle a todo el mundo las partes blandas riendose y meneándola al viento. Dependiendo del tamaño es un pedo divertido o no. Puede ser desagradable si estas mojándote la cara tranquilamente en el baño y por detrás el alcohólico de turno se la saca y te empieza a mear mientras se ríe.

11. RALLADO: Es un pedo espeso, así como el lapa te intentaba hacer reir columpiándose en los chistes, el rallado te repite una y otra vez la misma historia que ni te va ni te viene durante toda la noche. Y venga… y otra… y según va pasando la noche a la misma historia le van saliendo ramificaciones distintas hasta que el pobre hombre al que le ha tocado aguantarle termina por pedirse aspirinas en los bares.

12. INMORTAL: Es el clásico pedo de “soy Dios”. El inmortal es por definición el ultimo que llega a casa, el que va mas chuzo, el que se lo esta pasando mejor y agobia a los colegas diciéndoles: “Hoy hasta que amanezca ¨eh?” Mientras los otros le miran pensando “Pero si el bar esta vac¡o… pero si no hay pibas… pero si no nos queda dinero…” y le siguen la corriente diciendo “Si, si…”

13. GOTICO: Es el pedo de los que se aplatanan. A cierta hora de la noche hay ciertos individuos que pasan de ser personas a formar parte del decorado del bar en el que se encuentran. Se apoyan y se funden con el ambiente, de modo que pasas a tu lado y ni te ven, ni te oyen. Hay que tener cuidado de no pisarlos, probablemente ni lo noten pero también son personas.

14. COLGADO: Es el personaje que se ha pillado el pedo y con el atasco del pasillo sus colegas se han desecho de el huyendo a otro bar. Se les suele reconocer por que miran con el cuello estirado intentando encontrar a alguien… en ciertos grupos esta practica suele ser habitual, causando gran regocijo para los demás miembros del grupo ver al colgado actuar escondidos en algún sitio.

15. DESCOLGADO DEL PELOTóN: Es el pedo del que llega ese día tarde, por cualquier motivo y se pasa toda la noche intentando alcanzar a los demás en su grado alcohólico. Es peligroso por que no se suele llegar al mismo nivel, o acaba peor que todos o se pasa la noche pensando “Me cago en la puta y que siempre me pierda lo mejor. No vuelvo a llegar tarde.”

16. PEDO INQUIETO: Es un pedo agobiante, el individuo que se lo agarra no esta a gusto en ningún puñetero bar. Se pasa la noche dando la murga a los colegas para que cambien de sitio. Suele estar muy mal visto, y la mejor determinación que se puede tomar con estos borrachuzos es hacerles pasar inmediatamente al pedo colgado.

17. PEDO ILUSO: Sucede cuando hay un infeliz en el grupo que ha decidido que no vuelve a beber, y se pasa la noche mordiéndose las uñas, fumando como un carretero y mirando a las pibas que pasan con los ojos rojos y desorbitados No suele durar mucho, normalmente a la primera hora de marcha el iluso se agarra a una botella como todo hijo de vecino.

18. PEDO JOHN TRAVOLTA: Sucede en algunas ocasiones que el chuzo se cree que baila bien y se cree el dueño de la pista, dando manotazos a diestro y siniestro y pisando los juanetes del personal mientras mueve la cabeza todo concentrado en no caerse. Suele terminar de cinco maneras distintas:

1. Se cae. Los colegas se descojonan y la gente del bar lo señala y se ríe.
2. Se cae y se rompe los dientes: La gente del bar se descojona, los colegas se tantean unos a otros para ver quien es el que va a cargar con el hasta el hospital.
3. Le tira a alguien la copa: Hay miradas de odio. Los colegas lo retiran de la pista. Esta todo mojado y sudoroso, el tío quiere seguir bailando.
4. Golpea a un bigardo. La gente del bar se aparta, los colegas se apartan y el chuzo es empujado contra la columna al grito de “­Borracho!”
5. Se le une Olivia Newton John: Parece increíble pero hay veces que se le une una piba que se encuentra en la misma disolución etílica que él.
Juntos son los protagonistas de movimientos obscenos que escandalizan a los colegas que salen a la pista a bailar con cara de chuzos.
La gente del bar se da codazos y se ríe.

Estas cinco maneras se pueden combinar, de modo que la mas divertida es cuando John y Olivia se caen en un giro imposible y golpean al bigardo en el codo. Su copa sale volando y le cae en el escote a la novia que da un respingo para atrás. El bigardo le rompe los dientes a John y Olivia vomita sobre un colega que se había agachado a socorrerla.

– Conoces a Nicolás Maquiavelo.
– Sí. Bruce me habló de este tipo. Parece un maldito salvaje.
– “Si has de ofender a un hombre…
…la ofensa debe ser tal,
que le resulte imposible vengarse.
Las ofensas deben inferirse
de una sola vez…
…para que, durando menos,
hieran menos. Mientras que los beneficios
deben proporcionarse poco a poco…
…a fin de que se saboreen mejor.”

Self-Referential, Argumentative, and Never Dispassionate

Of all the things you can read on the internet, The Encyclopedia of Science Fiction is one of the only good ones. In perpetual conversation with itself, ever growing and expanding—perhaps threatening, in its accumulated obsessions, to become self-aware—this index of the fantastic documents possible pasts and futures alike. It bristles with Tarzan arcana and the history of Croatian science fiction. It features enthusiastic discussions of Medieval futurism, feminism, bug-eyed monsters, dream hacking, and Leonardo da Vinci. Almost any sci-fi author you care to mention has an entry there, alongside accounts of many authors no one cares to mention at all. That you could be reading it right now goes without saying, since in some alternate universe you surely are.

While the SFE’s purview is “science fiction” broadly conceived, its articles have warring impulses. On the one hand, they aim to educate. Within these pages, you’ll find explanations of numerous literary tropes, both those well-known (the generation starship used in many tales of space exploration) and those more obscure (a jonbar point, or the small, seemingly insignificant moment that proves to be the difference between two alternate histories, in time-travel stories). But when the entry on Gene Wolfe declares that he is “quite possibly” science fiction’s most important writer, no shy excuse for this partiality follows. More than informative, this encyclopedia enthuses, anoints, or dismisses. What it has to say about Joanna Russ, Octavia Butler, Kim Stanley Robinson, and J.G. Ballard is aimed squarely at canons and reputations. The SFE quarrels its way into being encyclopedic.

Originally published in physical form in 1979, the Encyclopedia of Science Fiction won a Hugo award for best nonfiction book in 1980. A second edition followed in 1993, with a CD-ROM supplement a few years later. The encyclopedia won another Hugo in 1994, and a decade later began its migration online, where it launched in 2011 as a precursor to its current digital form. No paywall bars access to this archive. Though you can donate money to support it, the UK publisher, Gollancz, in collaboration with the SF Gateway, keeps it in the black. To say the encyclopedia has flourished would be an understatement. According to the site’s statistics, as of late July 2018, the SFE contains 17,516 entries totaling over 5.5 million words.

I got nearly all of the information in the preceding paragraph from the SFE’s entry on itself. That should indicate, I hope, its ambition to be all-encompassing. This is an encyclopedia with its own selfie included. Its editors also maintain a statistics page, which they update regularly with figures on the number and composition of their articles. They update individual entries as well, and every version of each article remains accessible via links at the bottom of any given page. If you choose to do so, you can read all 87 iterations of, say, the article on Isaac Asimov. While this self-documenting tic might look funny, it gives way to something rich and strange—namely, to those who write these entries in the first place.

Peter Nicholls comes to mind, as does David Langford, but among all the contributors, one stands out. His name is John Clute. A Canadian critic and founding editor of the encyclopedia, he has written 6,644 of its entries by himself. The second-most frequent contributor, Langford, has written 582. While the encyclopedia’s FAQ page emphasizes that many of Clute’s entries run on the short side and that others have tweaked or contributed to his overall work, there’s no doubt that he’s written 2 million more words for the site than any other contributor.

And how baroque those words are. Nowhere is Clute’s style more apparent than in the encyclopedia’s entry on . . . John Clute. Naturally enough, in a Philip K. Dick kind of way, Clute wrote it himself. He refers to his early criticism as mostly practical, “despite some studiously flamboyant obscurities.” It’s a joke at his own expense, but only someone who presides over an encyclopedia could use it for florid self-deprecation. Clute has also written a blunt but admiring entry on his current partner, the novelist Elizabeth Hand. On Hand’s first novel, he comments, “the prose is occasionally very powerful, but the book is rather too long.” I’ll leave it to more able critics to tease out the implications, but the call appears to be coming from inside the house.

And yet.

In an entry on Octavia Butler’s Patternist novels, Clute emphasizes that the “strength of the Patternist books lies not in the somewhat melodramatic action template put in place in [the] first published volume, but in Butler’s capacity to inhabit her venues with characters whose often anguished lives strike the reader as anything but frivolous.” Call it a long sentence, call it oddly backhanded; you’d be right. But Clute’s comment is right, too. It captures the blend of earnestness and horror that works so well in Butler’s fiction. Anguish animates her stories, and there are few who write with such compassion about the intimacies of alien (and alienated) life, the fear and necessity of contamination.

Clute’s description of Joanna Russ’s The Female Man as “savage and cleansing in its anger” likewise cuts right to her appeal. Like a magician performing a trick, Clute can conjure an entire reading list in only a sentence or two, as when he declares that Karen Joy Fowler’s excellent novel, Sarah Canary, is, with John Fowles’s A Maggot, “the finest First Contact novel yet written, certainly from a non-genre perspective.” Entire worlds appear in commentary like this.

The epitome of Clute’s style and of the SFE’s self-documenting habits come out in one of the few places you might actually be able to guess: the entry on Ursula K. Le Guin, of which there are 62 versions. A titan of the genre, Le Guin died this year at the age of 88. Her entry in the SFE was revised almost immediately, not only to reflect her passing but to reformulate the gist of its argument. In the months since then, an editor—likely Clute—has revised the entry a further seven times. It’s the last paragraph that has most shifted.

Before her death, Le Guin’s entry offered an open-ended criticism of her work. Its final paragraph read:

John Clute once wrote of her as “eminently sane, humanitarian, concerned” but went on to lament a “fatal lack of risk“. This may be overstatement, and its author would not now apply the comment to her work as a whole, but it pointed to a quality in her work that had been observed by other critics. It is true that Le Guin’s certainties could, perhaps, be more open to the random and the unpredictable. But can self-confidence justly be evidenced as a flaw?

Clute’s words appear in quotation marks. Though preserved, they are in question. Two days after Le Guin’s death, a new version of the entry removed the question about confidence altogether. I surprise myself every time I read it, because I find its brief metaphorical flourish moving:

It is true that Le Guin’s certainties could, perhaps, be more open to the random and the unpredictable. But those certainties were always subject to later scrutiny; the traces of her thoughts and her increasingly cogent rethinkings of old verities can be seen as marking a significant intellectual odyssey which reached harbour only with her death. Indeed, in this journey that extended nearly two decades into the new century, Le Guin more and more justified the role that had early in her career been granted her: as a speaker of wisdom.

The latest version of this paragraph fleshes out Le Guin’s role as an elder of American literature, singling out her essays and her thrilling speech at the 2014 National Book Awards. Introduced by Neil Gaiman, Le Guin went on to denounce profit and consumerism as forces that conspire against the freedom to make art and to make a living doing it. True opposition, she implied, is necessary. My favorite bit is the moment when she compares capitalism to another reality once thought impossible to undo: the divine right of kings.

That Clute’s phrase (“fatal lack of risk”) has retained its place in the entry on Le Guin, going back to 2011, seems almost apophatic. It looks like a reckoning, not simply with Le Guin, but with Clute’s earlier judgment. There’s no drama here, but the encyclopedia seems to be ever so slightly taking the piss out of Clute for making his pronouncement it in the first place, even as it raises a serious question about the kind of fiction Le Guin was apt to write. Clute appears to admit that he questioned Le Guin exactly because of her confidence. Or that he and others questioned her work because from the beginning it exhibited a quality that could only be accurately named as wisdom after Le Guin had aged and was being celebrated for her entire career.

As usual, the SFE talks to itself in a mirror. What it reflects in this case are the second thoughts and further refinements of the critical practice. I think Le Guin would approve. She tirelessly refined and rethought her own work. She seemed to quarrel with herself. Her devastating 1990 novel, Tehanu, revises the world she created in her first Earthsea trilogy nearly 20 years before. Her short story, “The Day Before the Revolution,” looks askance at the utopian society established in The Dispossessed.

Quarrels like these make for passionate reading, and they are the reason people write. Nothing settles for long in either case. The SFE in particular fuses fandom with criticism, with a fervency familiar from other corners of the science fiction world. Making no effort to avoid the partisanship that’s a hallmark of being a fan, the SFE possesses the kind of purity you can only get from corrupt endeavors. It’s by turns cranky, self-doubting, and ultra-confident, but it couldn’t be more deeply engaged with the genre of science fiction. I’ve never gotten the impression that the World Book or Encyclopedia Brittanica was written by enthusiasts of life on planet earth. Those were done for the science and pleasure of cataloging. The SFE, on the other hand, really loves something.

Fuente: https://lithub.com/the-encyclopedia-of-science-fiction-is-the-best-place-on-the-internet/