La tecnología nos hace tener menos necesidad de merito para alcanzar los mismos resultados.