Los padres y las mentiras de sus hijos.

Errores que padres deben evitar para que hijos ya no mientan ser padre es un trabajo grandioso, pues tener a un pequeño a tu cargo, verlo crecer e inculcarle valores es una experiencia simplemente maravillosa. Por supuesto, esta labor tiene grandes responsabilidades,
pues eres tú el encargado de enseñarle lo que está bien y está mal, para que así sea un ciudadano ejemplar en el futuro.

Uno de los problemas que todo padre enfrenta con sus hijos es la etapa de las “mentiras”, pues los niños descubren que mintiendo pueden zafarse de problemas y evitar terribles consecuencias. Claro está que eso no está bien, sin embargo, lo que muchos padres no saben, es que han sido ellos mismos lo que han conducido a los niños a mentir.

A continuación, te exponemos 9 errores que todo padre debe evitar para que sus hijos no sean mentirosos. ¡Así podrás confiar plenamente en ellos y entenderlos mejor!

1. Los niños saben las consecuencias de sus actos.

Por lo que a menudo mienten porque saben que la verdad trae consigo un terrible castigo. No pienses que ellos disfrutan mentir, pues la mayoría de las veces lo hacen porque tienen miedo a las consecuencias.

Errores que padres deben evitar para que hijos ya no mientan

Trata de alentarlos a decir la verdad, haciendo que el castigo no sea tan severo.
De esa manera, tu hijo no tendrá miedo y hablará con honestidad cada vez que pueda. Y recuerda: los niños aprenden con el ejemplo, si eres honesto con ellos, ellos también lo serán.

2. Los niños no quieren molestarnos.

Tus hijos te quieren, por lo que no desean que te enojes.

Si reaccionas de una manera menos sombría, ellos tendrán menos miedo de hacerte daño con la verdad.

Recuerda: lo menos que ellos quieren es desilusionarte.

3. A veces los niños confunden un deseo con la realidad.

Por lo regular, los niños te cuentan todo acerca de sus grandes aventuras y aseguran que tienen un hermano/amigo imaginario.

Sé más suave con estas mentiras, ya que desaparecen a medida que el niño crece.
Además, esa es sólo su imaginación siendo explotada.

4. Creen sus propias mentiras.

Hay situaciones donde los niños dicen mentiras y ellos mismos se las creen. Esto especialmente ocurre cuando los pequeños tratan de olvidarse de algún daño.

No tengas miedo de tales mentiras.

Simplemente sé paciente y hazle saber que la verdad es la mejor realidad.

Errores que padres deben evitar para que hijos ya no mientan

5. Piensan que mentir es educado.

A veces los niños piensan que mentir es necesario. Ellos pueden decir que están felices con los calcetines tejidos de la abuela, aunque en el fondo están decepcionado por el regalo, por lo que mienten para ser educados.

Ya depende de ti decidir si deseas que tu hijo se comporte de otra manera.

Después de todo, nosotros hacemos lo mismo.

padres

6. Estamos programando la respuesta correcta.

A menudo le formulamos a nuestros hijos una pregunta esperando una sola respuesta. Por ejemplo:
“¿Está sabrosa la comida?” Cuando obviamente no quieren comer lo que está en sus platos.
En tales casos, si no quieres que tu hijo mienta, es mejor re-formular las preguntas.
Por ejemplo: “¿Qué quieres comer ahora, cariño?”.

7. Tienen miedo de ser “malos”.

Los niños tienen miedo de decir la verdad sobre algunas cosas malas porque están seguros de que sólo los villanos de los cuentos de hadas se comportan de esa manera. Así que si dicen la verdad, se convierten en esos villanos.

Explícales que las personas buenas también pueden confundirse de vez en cuando.
Y dile que lo que los distingue de los “malos” es su capacidad de asumir la responsabilidad de sus acciones.

8. Nosotros mismos decimos mentiras.

Un niño copia a sus padres en todo. Si vive en un entorno lleno de mentiras, él o ella también dejará de decir la verdad.
Errores que padres deben evitar para que hijos ya no mientan
La solución es difícil y fácil a la vez.
Sólo necesitas ser más honesto.

9. Piensan que son demasiado tontos.

Si tratas a tus hijos como criaturas poco inteligentes, gritándoles y culpándolos de las cosas, no querrán aprender lo que es bueno y lo que es correcto. Y eso incluye decir la verdad.

Trata de comunicarte con tus hijos como si tuvieran tu edad, explicándoles lo que está mal, sin hacerlos sentir culpables de todo.
De esa manera, los niños tendrán deseos de crecer y es más probable que se den cuenta de la importancia de hablar con honestidad.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Deja tu comentario