Un estudio independiente muestra que en 2006, los usuarios de IE estuvieron vulnerables el 78% del tiempo a los peligros de Internet. ¿Los usuarios de Firefox? Solamente 2%.


“En riesgo” se define como el tiempo que transcurre desde que una amenaza fue publicada hasta la aparición de la solución. Fuente: “Internet Explorer users Unsafe for 284 Days in 2006”
Brian Krebs, Washington Post, 1/4/2007

Demonoid LogoSi, por desgracia Demonoid ha cerrado, como se puede ver en la captura de pantalla, la CRIA (Canadian Recording Industry Association) amenazó a la empresa a la que rentaban servidores y por lo tanto han tenido que cerrar.

Demonoid es un tracker de torrents sumamente popular que tiene años funcionando y que de una u otra forma ha logrado mantenerse a pesar de las recientes presiones por parte de grandes discográficas, estudios de cine y gobiernos; Incluso la misma CRIA habia logrado bloquear el trafico de Canada hace unos meses. Pero la gran pregunta es si el cierre es para siempre; como muchos de ustedes, realmente espero que vuelvan pronto.

Demonoid Cerrado

1. Centra tu atención en el usuario y todo lo demás te vendrá dado
2. Haz una sola cosa, pero hazla muy bien
3. Rapidez es siempre mejor que lentitud
4. La democracia funciona en la Red
5. No tienes que estar sentado ante tu escritorio para demandar respuestas
6. Puedes hacer dinero sin recurrir a negocios oscuros
7. Siempre hay más información allá afuera
8. Las expectativas de información rompen todas las fronteras
9. Puedes ser serio sin vestir traje
10. Ser grande no es suficiente

Diez conclusiones a las que ha llegado Google

1. Lo más importante es pensar en el usuario.

Partiendo de esta premisa, Google se ha centrado en ofrecerle el mejor servicio posible. A pesar de que muchas empresas afirman que su prioridad son sus clientes, son pocas las que resisten la tentación de hacer pequeños sacrificios para incrementar los ingresos de los accionistas. Por su parte, Google se ha negado en redondo a realizar ningún cambio que no repercuta positivamente en los usuarios que visitan el sitio:

* La interfaz es clara y sencilla, las páginas se cargan al instante y el puesto en los resultados de la búsqueda no está a la venta.

* La publicidad que aparece en el sitio debe ofrecer contenido relevante y no resultar una distracción.

A base de colocar el interés de los usuarios en primer lugar, Google ha conseguido tener el público más leal de la web. Este crecimiento no se ha conseguido gracias a campañas publicitarias en televisión, sino a las recomendaciones de los usuarios satisfechos.

2. Es mejor especializarse en algo y hacerlo realmente bien.

Google se dedica a facilitar búsquedas. Contamos con uno de los mayores grupos del mundo dedicado exclusivamente a solucionar los problemas que plantean las búsquedas. Por este motivo, sabemos lo que hacemos bien y cómo podemos mejorarlo. Con perseverancia ante los problemas difíciles, hemos podido solucionar temas complicados y proporcionar mejoras constantes a un servicio que ya está considerado el mejor de la web en búsqueda de información, lo que ofrece a millones de usuarios una experiencia rápida y sin errores. Nuestra dedicación a la mejora de la búsqueda también nos ha permitido aplicar lo que hemos aprendido a nuestros productos, incluidos Gmail, Google Desktop y Google Maps. Continuamos diseñando nuevos productos* a la vez que mejoramos la búsqueda; nuestra meta es acercar el poder de la búsqueda a áreas nunca antes exploradas, de modo que permitamos a los usuarios acceder y utilizar aún más información de la que está disponible y en constante expansión de la que nunca antes hayan usado.

3. La velocidad es un valor seguro.

En Google creemos en la gratificación instantánea. Usted quiere respuestas y las quiere ahora: ¿quiénes somos nosotros para discutírselo? Probablemente, Google sea la única empresa del mundo cuya meta es que los usuarios abandonen su sitio web lo más rápidamente posible. Batimos constantemente nuestro propio récord de velocidad porque estamos obsesionados por reducir todos los bits y bytes innecesarios de nuestras páginas e incrementar de este modo la eficiencia de nuestro entorno de publicación. Mientras que otras empresas asumían que la mejor forma de manejar cantidades ingentes de datos era contar con grandes servidores, Google descubrió que los PC en red eran más rápidos. Mientras que los demás aceptaban los aparentes límites de velocidad que imponían los algoritmos de búsqueda, Google creó nuevos algoritmos que demostraron no tener límites. Por si fuera poco, continuamos trabajando para incrementar todavía más la velocidad de nuestro servicio.

4. La democracia en la web funciona.

Google ofrece buenos resultados porque confía en la valoración que los millones de personas que publican sitios web hacen del contenido de los demás sitios. En lugar de basarse en la opinión de un grupo de editores o únicamente en la frecuencia con la que aparecen ciertos términos, Google clasifica las páginas web mediante una técnica innovadora denominada PageRankâ„¢. Se trata de evaluar todos los sitios que enlazan con una página web y asignarles un valor, que en parte se basa en los sitios que enlazan con ellos. Google analiza toda la estructura de la web para determinar los sitios que han sido “votados” como las mejores fuentes de información por aquellos usuarios a los que más interesan los datos ofrecidos. En realidad, esta técnica mejora a medida que crece la web, ya que cada nuevo sitio es otro punto de información y un voto que debe contarse.

5. No tiene por qué estar en su despacho para obtener una respuesta.

Vivimos en un mundo cada vez más móvil y que se resiste a ceñirse a las limitaciones de una ubicación fija. Los usuarios desean acceder a la información, ya sea a través de dispositivos PDA o teléfonos móviles, o incluso mientras conducen. Entre las innovaciones de Google en esta área se cuenta Google Number Search, que reduce el número de teclas que deben pulsarse para buscar información desde un teléfono móvil con acceso a Internet, y un sistema de traducción automática que convierte las páginas escritas en HTML a un formato que los exploradores telefónicos pueden leer. Este sistema permite la visualización de miles de millones de páginas en dispositivos que, de otro modo, no podrían mostrarlas, como los PDA de Palm y los dispositivos japoneses i-mode, J-Sky y EZWeb. Google es una empresa pionera en la oferta de nuevas tecnologías y soluciones para su aplicación en todos los lugares en los que pueda ayudarse a los usuarios a encontrar la información que buscan.

6. Es posible obtener ingresos actuando de forma ética.

Google es un negocio, cuyos ingresos derivan de la oferta de su tecnología de búsqueda a otras empresas y de la venta de la publicidad que publicamos en nuestro sitio y en otros sitios de la web. Sin embargo, es posible que nunca haya visto un anuncio en Google. Esto se debe a que no mostramos anuncios en las páginas de resultados a menos que sean relevantes respecto a la página en cuestión. De este modo, sólo algunas búsquedas provocan la aparición de vínculos patrocinados sobre los resultados o a su derecha. En Google creemos firmemente que los anuncios pueden ofrecer información útil únicamente si son relevantes respecto a lo que busca el usuario.

Hemos demostrado que la publicidad puede ser eficiente sin ser chillona. Google no acepta los anuncios emergentes, que interfieren en la visualización del contenido solicitado. Hemos descubierto que los anuncios de texto (AdWords) relevantes respecto al tema que el usuario está consultando obtienen un porcentaje de clics superior que los que aparecen aleatoriamente. El grupo de maximización de Google colabora con los anunciantes para mejorar los porcentajes de clics durante el período de vigencia de las campañas, dado que este valor indica que los anuncios son relevantes respecto a los intereses del usuario. Todos los anunciantes, independientemente de su tamaño, pueden sacar partido de este instrumento altamente segmentado, ya sea mediante el programa de publicidad de autoservicio, que permite publicar anuncios en Internet en cuestión de minutos, o con la ayuda de un representante de publicidad de Google.

La publicidad de Google siempre se identifica claramente como ” Enlace patrocinado”. Para Google es esencial que la integridad de los resultados no se vea comprometida. Por ello, no manipulamos nunca los rankings para que nuestros asociados aparezcan en ellos en una posición superior. Nadie puede pagar para obtener un mejor PageRank. Nuestros usuarios confían en la objetividad de Google y ningún beneficio a corto plazo justificará nunca traicionar dicha confianza.

Miles de anunciantes utilizan nuestro programa AdWords de Google para promocionar sus productos. Según creemos, AdWords es el mayor programa de este tipo. Además, miles de administradores de sitios web recurren a AdSense de Google para publicar anuncios relevantes respecto al contenido de sus sitios, lo que incrementa su capacidad de generar ingresos y mejora el servicio a los usuarios.

7. Es imposible abarcar toda la información disponible.

Cuando Google hubo indexado más páginas HTML que ningún otro servicio de búsqueda en Internet, nuestros ingenieros se concentraron en los datos a los que no se podía acceder fácilmente. En algunos casos se trataba únicamente de integrar nuevas bases de datos, como por ejemplo añadir la búsqueda de direcciones y números de teléfono o un directorio de empresas. Otros objetivos, como permitir las búsquedas en más de 880 millones de imágenes o visualizar páginas creadas originalmente como archivos PDF, precisaron más creatividad. La buena aceptación de los resultados en formato PDF nos impulsó a ampliar la lista de tipos de archivos incluidos en las búsquedas. Hoy aceptamos una docena de formatos, como Microsoft Word, Excel y PowerPoint. Google ha creado un método exclusivo para transformar archivos HTML a un formato que puede visualizarse en los dispositivos móviles, lo que resulta muy útil para los usuarios de tecnología inalámbrica. Lo más probable es que la lista no termine aquí, puesto que nuestros investigadores siguen pensando en formas de ofrecer toda la información posible a los usuarios que buscan respuestas.

8. La necesidad de información supera todas las fronteras.

A pesar de que la sede central de Google se encuentra en California, disponemos de oficinas en todo el mundo. Nuestra misión es facilitar el acceso a la información a todos los usuarios. Para lograrlo, mantenemos docenas de dominios de Internet. Más de la mitad de nuestros resultados se ofrecen a usuarios que se encuentran fuera de Estados Unidos. En función de las preferencias de los usuarios, dichos resultados pueden restringirse a páginas escritas en más de 35 idiomas. También ofrecemos una funcionalidad de traducción para que los usuarios puedan acceder al contenido independientemente de su idioma materno. Además, la interfaz de Google puede visualizarse en unos 100 idiomas, algo que agradecerán los usuarios que prefieren no realizar búsquedas en inglés. Para agilizar la adición de nuevos idiomas, Google ofrece a los voluntarios la oportunidad de colaborar en la traducción de ésta mediante una herramienta automatizada, a la que puede accederse en el sitio web Google.com. Este proceso ha mejorado considerablemente la variedad y calidad del servicio que ofrecemos a nuestros usuarios, incluso en los rincones más recónditos del planeta.

9. Es posible ser profesional sin llevar traje.

Los fundadores de Google suelen decir que la empresa sólo se toma en serio las búsquedas en Internet. Su filosofía es que el trabajo debe ser un reto y que los retos deben ser divertidos. Para lograr este fin, el espíritu de Google es totalmente innovador, y esto no se limita a las omnipresentes lámparas de lava y las enormes pelotas de goma. Del mismo modo que en lo referente a nuestro servicio en línea la prioridad de Google son los usuarios, la prioridad de Google Inc. en lo referente al día a día son los empleados. Damos mucha importancia al trabajo en equipo y elogiamos los logros individuales que contribuyen al éxito global de la empresa. Las ideas se analizan y se llevan a la práctica a una velocidad que puede resultar vertiginosa. Las reuniones, que en otras empresas se alargarían durante horas, con frecuencia son poco más que una conversación en la cola de la cafetería. Además, los que escriben el código trabajan muy cerca de los que firman los cheques. Este entorno potencia la comunicación e incrementa la productividad y la camaradería. Además, estamos motivados por la evidencia de que millones de personas confían en los resultados de Google. Si se ponen las herramientas apropiadas en manos de personas que quieren marcar la diferencia, lo conseguirán.

10. No nos conformamos con unos resultados estupendos.

Siempre superamos las expectativas. En Google, ser los mejores no representa la culminación de nuestra trayectoria sino el punto de partida. La innovación y la perseverancia nos permiten identificar lo que funciona y mejorarlo de un modo inesperado. Las búsquedas dan buenos resultados con las palabras bien escritas pero, ¿qué sucede con los errores tipográficos? Uno de nuestros ingenieros detectó este problema y creó un corrector ortográfico que parece leer la mente del usuario. ¿Las búsquedas desde los teléfonos WAP resultan muy lentas? Nuestro grupo especializado en tecnología inalámbrica creó Google Number Search para reducir tres pulsaciones por letra a una sola. Dado que nuestra base de usuarios asciende a varios millones, Google puede identificar los puntos conflictivos rápidamente y solucionarlos. Sin embargo, el elemento diferenciador de nuestra empresa es la capacidad de anticipar las necesidades que nuestros usuarios todavía no han formulado y satisfacerlas con productos y servicios que marcan la pauta. Nuestra falta de conformismo es, en última instancia, la fuerza que impulsa el mejor motor de búsqueda del mundo.

—————————————————–

* Actualización de divulgación total: la primera vez que redactamos estas “10 conclusiones” hace cuatro años, incluimos la frase “Google no ofrece horóscopos, asesoramiento financiero ni servicios de chat”.

Con el tiempo, hemos podido ampliar la gama de servicios ofrecidos; la búsqueda web, por ejemplo, no es la única forma en que los usuarios pueden acceder o utilizar nuestra información. Por lo tanto, productos que entonces no abarcábamos se han convertido hoy en aspectos clave de nuestro servicio.

Esto no significa un cambio en nuestra misión principal, sino simplemente que cuanto más avanzamos en nuestro viaje por conseguirla, más nítidos se vuelven los objetos que veíamos borrosos en el horizonte (aunque, por supuesto, en su lugar aparecen otros más borrosos).

La version de Outlook tiene unas restricciones de seguridad por las cuales los fichero adjuntos a un mensajes si son de un determinado tipo no pueden ejecutarse.

(DT, AGENCIAS) Estos fichero generalmente llevan asociada la extension .exe, .com, etc…, cuando se abre el correo aparece el siguiente mensaje :

Outlook ha bloqueado el acceso a estos datos adjuntos potencialmente peligrosos: Fichero.exe

Para saltarse esta proteccion hay ir al registro de Windows:

Ejecutamos el editor del Registry desde Inicio -> Ejecutar 2. Vamos a la clave :

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Office10.0\Outlook\Security

Aquí nos ponemos en la parte derecha y con el boton derecho seleccionamos una nueva entrada de texto, “String Value” y la llamamos Level1Remove, damos doble click encima de esta nueva clave y en el valor ponemos las extensiones que queramos desproteger, por ejemplo: “.exe;.com”.

Con eso solo quedaran desprotegidos los ficheros con extensiones .exe y .com los demas seguiran sin poderse ver, si se quieren desproteger mas ficheros hay que añadir las extensiones a continuacion de las que ya se han puesto.

Hoy han cogido a otro, aparece en todos los periódicos. “Joven arrestado por delito informático”, “hacker arrestado por irrumpir en un sistema bancario”.

“Malditos críos. Son todos iguales”.

¿Pero pueden, con su psicología barata y su cerebro de los años cincuenta, siquiera echar un vistazo a lo que hay detrás de los ojos de un hacker? ¿Se han parado alguna vez a pensar qué es lo que les hace comportarse así, qué les ha convertido en lo que son? Yo soy un hacker, entre en mi mundo. Mi mundo comienza en el colegio. Soy más listo que el resto de mis compañeros, lo que enseñan me parece muy aburrido.

“Malditos profesores. Son todos iguales”. Puedo estar en el colegio o un instituto. Les he oído explicar cientos de veces cómo se reducen las fracciones. Todo eso ya lo entiendo. “No, Sr. Smith, no he escrito mi trabajo. Lo tengo guardado en la cabeza”.

“Malditos críos. Seguro que lo ha copiado. Son todos iguales”.

Hoy he descubierto algo. Un ordenador. Un momento, esto mola. Hace lo que quiero que haga. Si comete errores, es porque yo le he dicho que lo haga.

No porque yo no le guste, me tenga miedo, piense que soy un listillo o no le guste ni enseñar ni estar aquí.

Malditos críos. A todo lo que se dedican es a jugar. Son todos iguales. Entonces ocurre algo… se abre una puerta a un nuevo mundo… todo a través de la línea telefónica, como la heroína a través de las venas, se emana un pulso electrónico, buscaba un refugio ante las incompetencias de todos los días… y me encuentro con un teclado.

“Es esto… aquí pertenezco… “. Conozco a todo mundo… aunque nunca me haya cruzado con ellos, les dirigiese la palabra o escuchase su voz… los conozco a todos… malditos críos. Ya está enganchado otra vez al teléfono.

Son todos iguales… puedes apostar lo quieras a que son todos iguales… les das la mano y se toman el brazo… y se quejan de que se lo damos todo tan masticado que cuando lo reciben ya ni siquiera tiene sabor. O nos gobiernan los sádicos o nos ignoran los apáticos. Aquellos que tienen algo que enseñar buscan desesperadamente alumnos que quieran aprender, pero es como encontrar una aguja en un pajar.

Este mundo es nuestro… el mundo de los electrones y los interruptores, la belleza del baudio. Utilizamos un servicio ya existente, sin pagar por eso que podrían haber sido más barato si no fuese por esos especuladores. Y nos llamáis delincuentes. Exploramos… y nos llamáis delincuentes. Buscamos ampliar nuestros conocimientos… y nos llamáis delincuentes. No diferenciamos el color de la piel, ni la nacionalidad, ni la religión… y vosotros nos llamáis delincuentes. Construís bombas atómicas, hacéis la guerra, asesináis, estafáis al país y nos mentís tratando de hacernos creer que sois buenos, y aún nos tratáis de delincuentes.

Sí, soy un delincuente. Mi delito es la curiosidad. Mi delito es juzgar a la gente por lo que dice y por lo que piensa, no por lo que parece. Mi delito es ser más inteligente que vosotros, algo que nunca me perdonaréis. Soy un hacker, y éste es mi manifiesto. Podéis eliminar a algunos de nosotros, pero no a todos… después de todo, somos todos iguales.

The Mentor. 08/01/1986